ENFOQUE PSICONEUROINMUNOENDÓCRINO DEL PACIENTE

EN LOS PROFESIONALES MÉDICOS

 

Jorge Santiago

 

En la medicina, el enfoque de la Psiconeuroinmunoendocrinología (PNIE) suma a cada especialidad médica, una visión integrativa de la enfermedad.

Es decir que el médico especialista que ha incorporado una formación en PNIE puede, además de su enfoque clínico especializado, conocer, comprender y considerar otras variables fuera del ámbito de su especialidad, que participan en el proceso salud enfermedad de los pacientes que acuden a su consulta.

Hay estudios que muestran que alrededor del 75% de la consulta médica ambulatoria lo es por enfermedades en la cual el estrés participa en su origen y evolución.

El enfoque médico especializado y exclusivamente biomédico, sin considerar los aspectos biopsicosociales de forma integrada, es la causa que una gran cantidad de pacientes ambulatorios sean polimedicados y concurrentes asiduos a las consultas médicas en diferentes especialidades durante muchos años.

En muchos casos, y tal como se encuentra la condición en la relación médico paciente, sobre todo a nivel público, el médico solamente se interesa por el síntoma y realiza el acto médico sin a veces tocar al paciente o interesarse por algún aspecto de su vida personal que puede haber influido en el motivo de consulta, limitándose en muchos casos a emitir una receta de fármacos paliativos del síntoma.

Las investigaciones en PNIE han demostrado que episodios estresantes en la vida de las personas, pueden llevar a alteraciones metabólicas y sistémicas, relacionadas a enfermedades cardiovasculares, diabetes II, trastornos inmunitarios, dermatológicos, etc.

Prácticamente en todas las especialidades médicas.

Estas modificaciones también se producen epigenéticamente y pueden transmitirse a la descendencia.

Por ejemplo, un periodo de discordia marital, según los estudios de Kiecolt Glaser puede llevar a los miembros de la pareja a un aumento de las citoquinas proinflamatorias, disminución de la capacidad inmunológica, aumento de la presión arterial, de los triglicéridos, LDL y de la glucosa en sangre.

Esta situación de estrés crónico en la vida de las personas, como en el modelo de investigación de la discordia marital, ha producido en cada uno de los miembros de la pareja la aparición de marcadores clínicos y de laboratorio, que cuando van a la consulta y luego de los análisis respectivos, son diagnosticados prematuramente como hipertensos, hiperlipémicos, diabéticos, etc , recibiendo en consecuencia, la etiqueta de dichas patologías y polimedicación respectiva.

Siendo que la causa de sus males es la situación de estrés crónico en la cual viven.

Y los médicos que los atendieron seguramente nunca les preguntaron acerca de los eventos de su vida.

Estos pacientes pueden mejorar sustancialmente con un enfoque de la PNIE, en el cual el médico se interese por la vida de la persona que lo viene a consultar, e indague acerca de sus antecedentes culturales y sociales, sus creencias acerca de la enfermedad y los episodios más estresantes en su vida ocurridos los últimos años.

Entonces, el médico con formación en PNIE puede aprender a decantar en base al modelo de Red Sistémica PNIE (Interrelaciones funcionales y moleculares de los sistemas nervioso, inmune y endocrino con el psiquismo) el predominio del estrés, las vivencias y las creencias culturales en la patología que trae el paciente.

 

Y con ello modular el tratamiento combinado de los fármacos propios de la especialidad junto con la intervención de la medicina mente cuerpo, buscando promover el estado fisiológico de la respuesta de relajación y un enfoque resiliente en las situaciones de su vida.

Si el médico formado en PNIE logra conjugar su trabajo de especialista de un modo integrativo mente cuerpo contextual, va a poder realizar seguimientos de los pacientes en principio diagnosticados de enfermedades médicas, y al cabo de un tiempo lograr que estos pacientes reciban menos medicación y en algunos casos no la necesiten cuando han mejorado sus estados metabólicos hacia la armonía alostática con la práctica de las técnicas mente cuerpo.

En consecuencia, el enfoque médico en PNIE es el de un profesional, sea médico general o especialista, que además de su ejercicio médico exclusivo, incorpore la visión y los conocimientos integrativos mente cuerpo ambioma en el proceso salud enfermedad, junto a una relación médico paciente humanística, afectuosa y empática, que le transmita información y esperanza en su recuperación.

Ya hay estudios científicos  del efecto placebo que ejercen las palabras del médico cuando transmiten confianza y esperanza a los pacientes (Benedetti).

La formación médica en PNIE proporciona la visión integrativa de la persona y del proceso salud enfermedad, como ya se dijo, pero además si se incorpora a la formación las técnicas mente cuerpo, el profesional médico puede conducir el mismo ejercicios de las técnicas mente cuerpo o programas de intervención en medicina mente cuerpo.

Asimismo puede ir evaluando los cambios fisiológicos que se producen en los pacientes por estas prácticas, los cuales se hacen más evidentes y duraderos al cabo de 8 semanas (Benson).

 

Es ideal que el profesional médico formado en PNIE trabaje de forma interdisciplinaria con un psicólogo formado en el área o en Psicología de la Salud, y que el psicólogo realice pruebas psicológicas que evalúen ansiedad estado-rasgo, afrontamiento de estrés, cólera-hostilidad, entre otras, y asimismo pueda conducir las terapias y programas de la medicina mente cuerpo.

El profesional médico formado en PNIE comienza siendo el mismo, una medicina y factor antiestrés.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INSTITUTO DE PSICONEUROINMUNOENDOCRINOLOGÍA ippnim@gmail.com

Copyright © 2017 INSTITUTO PERUANO DE PSICONEUROINMUNOLOGÍA Y MEDICINA MENTE CUERPO. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.